ancas de rana

Ancas de rana: una carne sana para cuidar la línea

Las ancas de rana se presenta como una alternativa sana. Ya sabemos, que la variedad, el equilibrio y la moderación en las raciones son principios básicos que favorecen una alimentación saludable y el mantenimiento de un buen estado de salud.

Las ancas de rana y la dieta mediterránea

ancas de ranaDistintos patrones alimentarios pueden satisfacer estos requisitos, como el patrón de dieta mediterránea en sus distintas manifestaciones, basado en alimentos producidos en nuestro entorno (lo que llaman los nuevos gurús de la gastronomía “cocina de km. 0”) y ligado a las tradiciones culturales, usos y costumbres.

En este sentido podemos referirnos a la carne de rana como una excelente alternativa proteica que se adecua a las recomendaciones para llevar buenos hábitos alimentarios. Las ancas de rana son un ingrediente de la dieta mediterránea tradicional que forma parte de gran parte de la cultura y recetarios de la cocina española. Presenta bondades asociadas a las carnes blancas así como aquellas vinculadas a los pescados. Se erige como una buena opción de fuente de proteínas de origen animal (de elevada calidad) y otros nutrientes de interés (como los aminoácidos esenciales que el organismo necesita para sintetizar correctamente las proteínas), siempre considerando preparaciones con poca materia grasa añadida y el acompañamiento habitual o guarnición de verduras o ensalada.

Solo 59 calorías

Esta carne de aporta sólo 59 Kcal por cada 100 gramos – menos que el conejo, por ejemplo-. Su concentración grasa es menor a 1 gramo por cada 100 gramos. La nueva pirámide de alimentación saludable recomendada por la Sociedad de Nutrición Comunitaria, recomienda inclinarse por este tipo de fuentes proteicas. Además la versatilidad de una carne blanca, suave y de textura aterciopelada permite múltiples formas de elaboraciones y recetas.

Vitaminas

Ahora si vamos a los micronutrientes, la carne de rana o las ancas de rana (su definición más conocida) se destaca por el aporte de vitaminas de los Grupos A –para la salud de los ojos y la piel-, B (B1, B2, B3, B6, B9 y B12) – vitales para el crecimiento humano y la metabolización de los alimentos) y Eantioxidante-.

Otros aportes

Además, la carne de rana es fuente de fósforo, calcio, selenio y potasio. Su contenido en sodio es bajo, contribuyendo a mantener la tensión arterial normal, ideal para personas con hipertensión y que deben cuidar su dieta e ingerir poca sal.

Facil digestión e hipoalergénica

Presenta una alta digestibilidad permitiendo que pueda ser recomendada para problemas digestivos. Asimismo, se presenta como una carne hipoalergénica pudiendo ser una alternativa ideal para personas con intolerancias y alergias asociadas a otras fuentes proteicas (por ejemplo, al marisco o al pescado).

 

Por todo esto … porque te sorprenderá la finura de su carne y por las mil opciones de recetas que puedes preparar con ellas, este enero inclúyelas en tu dieta hipocalórica y baja en grasas como, por ejemplo, una cena sana y ligera.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] ésta receta queremos potenciar los beneficios de las ancas de rana. Aquí un plato fácil de cocinar, rápido y muy saludable. Con una alternativa sin alérgenos y […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *