ME HA SALIDO RANA, COMO?

Últimamente, los vaivenes políticos nos han sacado a colación nuestra palabra mágica: rana. Por desgracia para todos nosotros ha sido la Espe de Madrid, quién la sacó a colación, ya que según ella: «Le habían salido rana un par de sus acólitos en el gobierno madrileño»; pero… qué significa que le salgan rana?

Ésta significativa expresión significa algo parecido al garbanzo negro en el cocido. Es algo inesperado y negativo en una situación.
Pero … de dónde proviene? Tomamos lo que nos cuenta un tal Heródoto, en el antiguo Egipto a la orilla del Nilo y en la zona de la delta, bien conocida como una de las más fértiles del planeta. Durante el período de siembra, los egipcios tenían un ritual para vaticinar la evolución de los cultivos. El ritual consistía en que el heredero mayor del faraón introducía en una bolsa representaciones de dos divinidades: un medallón correspondiente al dios RA- Dios del sol; y otro a la diosa asociada a la fecundidad – Heket- que era mitad rana y mujer.

Heket; Diosa egipcia asociada a castigar con plagas de ranas.

Heket; Diosa egipcia asociada a castigar con plagas de ranas.

Luego, la mano inocente del primer niño zurdo nacido posterior a la crecida del río debía de extraer una de las representaciones. Si salía Ra, la cosecha seria bárbara y era a quien habría de rezarle. Pero si salía Heket habría que hacer sacrificios para conseguir una buena cosecha. Bueno, desde Grenoucerie, como nos gustan las ranas culinariamente hablando y preferimos “salir de ranas” a “salir ranas”!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *