ancas de rana

8 creencias orientales sobre las ancas de rana

Los chinos siempre han considerado a las ancas de rana como un manjar y alguna vez, solo eran un plato para los emperadores. Hoy nos hemos puesto a indagar en toda la cultura oriental y  encontramos algunas curiosidades acerca de la rana.

Científicamente podemos  afirmar, desde nuestras latitudes, beneficios como que es una carne muy baja en calorías y con un escaso nivel graso. Para muchos comensales recuerdan al sabor del pollo aunque para nosotros hay claras diferencias. Son suaves, tiernas, de color rosa pálido, fáciles y rápidas de preparar. También podemos destacar que las ranas solo viven en agua limpia y por ello, decir que no contienen toxinas ni sustancias nocivas.

Ahora bien, volviendo a la cultura oriental, compartiremos aquí algunas creencias o mitos que hemos ido encontrando. Si bien no existen evidencias científicas, en ésta cultura ubican a la rana como un animal casi mágico y le otorgan un lugar importante en sus hábitos de consumo.

 

Carne con propiedades curativas

Esta carne contiene grandes cantidades de vitaminas y minerales que mejoran el cuerpo y son beneficiosas para la actividad humana. Según creencias orientales,  la carne de las ranas presentaría muchas sustancias que permitirían combatir activamente varios procesos tóxicos.

 Efecto anti-inflamatorio y analgésico

Las ancas de rana tendrían un efecto anti-inflamatorio. En oriente, suelen recomendar su uso en enfermedades infecciosas y en procesos inflamatorios del cuerpo. Según comentan, la carne de las ancas contiene una sustancia analgésica que actúa sobre el organismo y hasta (dicen que) puede ser más fuerte que la morfina.

Aporte de Calcio

Tiene una importante concentración de calcio lo que permitiría mejorar el aspecto de la piel y los huesos. Fortalecería las uñas, el cabello, restaurando su fuerza y ​​brillo, así como ayudaría a prevenir la calvicie.

Aporte de Potasio

Las ancas de rana también son beneficiosas para el sistema circulatorio humano ayudando a  mantener en buenas condiciones los vasos sanguíneos y el corazón. Su considerable aporte de potasio haría que los vasos sanguíneos sean más elásticos y fuertes.

Usos alternativos

ancas de ranaEn el sudeste asiático, se utiliza el polvo de ancas de rana para prevenir dolores de muelas.  Parecería ser un remedio efectivo para el sangrado de encías. Asimismo, destacan que mejoraría la función del corazón, siendo recomendadas en caso de arritmia, calambres del músculo cardíaco y problemas con los vasos sanguíneos y la presión. La saliva de las ranas parecería tener propiedades antibacterianas utilizándose en farmacología. Como otra curiosidad, en la antigüedad, en las jarras de leche  se colocaban las ranas para que no se agriara.

Aporte proteico

Son ricas en proteínas y pueden usarse en dietas hipocalóricas. Recomiendan su uso después de una enfermedad grave cuando el cuerpo necesitaría recuperación con alimentos de fácil digestión.

Hipoalergénica

Las ancas de rana además son una alternativa excelente para alérgicos al pescado y mariscos. Es una carne sin ningún tipo de sustancia que produzca alguna reacción intolerante. Así, que se presenta como un producto con amplias posibilidades, bajo en grasas y alta digestibilidad. Por supuesto esto no sólo es una creencia, es un hecho por su composición nutricional.

Agente revitalizante

La medicina tradicional china sugiere que las mujeres deben consumir hasma o hashima (ya hemos hablado de este producto) después de dar a luz y durante la menopausia porque estabilizaría sus niveles hormonales y se ganaría fuerza. También se cree que ayudaría a desintoxicar y mejorar el aspecto de la piel en general.

Más allá de las diferentes consideraciones, sí podemos afirmar que las ancas de rana son altamente versátiles dentro de la gastronomía. Pueden usarse como entrante, plato principal o guarnición. Las ancas pueden ser hervidas, fritas, elaboradas al vapor e incluso disecadas. Agregarlas a ensaladas, sopas, o arroces, espolvorearlas especias, marinarlas e incluso enlatarlas, son sólo algunas de las múltiples formas de cocinarlas y sacarles el máximo partido.
La cultura oriental tiene sus creencias, ahora bien, desde Singular destacamos los beneficios que podemos constatar científicamente: alternativa proteica y sin alérgenos, baja en calorías, con escaso nivel graso y rica en diversos componentes nutricionales esenciales que pueden convertirla en un sustituto ideal al pescado.

Podríamos considerarla #lacarnemassaludabledelmundo? ¿tú qué crees?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *